Menú Principal
29 de mayo de 2020

Fortalezas del sector para operar en escenarios adversos

Hasta ahora, la industria ha mantenido su continuidad operacional gracias a medidas precisas y a una infraestructura resiliente.

Una crisis inesperada que la industria minera ha podido sortear bien. A esa conclusión llegan expertos y actores del sector, al analizar la respuesta de las empresas a la luz de la emergencia sanitaria y en un entorno que se caracteriza por ser creativo en la búsqueda de soluciones. ‘La crisis actual no estaba presupuestada ni en los planes más pesimistas.

Sin embargo, el sector ha sido capaz de mantenerse en operación y son destacables los esfuerzos realizados para generar estrictos protocolos de seguridad e higiene, reducción de personal en faenas e incorporar tecnologías para permitir la continuidad operacional’, sostiene el presidente de Minnovex, Andrés Costa.

En esa línea y pese a la suspensión temporal de algunos proyectos de inversión, el subsecretario de Minería, Ricardo Irarrázabal, destaca que en el primer trimestre del año el sector minero creció 5,1%, lo que se tradujo en un alza de 0,4% de la economía del país. Esto, gracias a la ‘flexibilidad y organización’ de una industria que tomó medidas como la incorporación de nuevos turnos de trabajo acordados con los sindicatos (los llamados 14×14) y la reducción en la dotación de personal en las faenas, privilegiando a quienes viven en la misma región ‘con el fin de disminuir los traslados del personal y así evitar más contagios’.

Para la gerente general de Tres60, Ximena Henríquez, el hecho de tener equipos de trabajo y ‘proveedores resilientes’, se suman a los factores por los que la minería local ha logrado resistir con un balance positivo.

Más resiliencia

Aunque la industria no está aislada de los impactos negativos de esta coyuntura, sí tiene algunas ventajas para enfrentar lo que vendrá en los próximos meses, como la resiliencia.

Es algo en lo que Costa hace hincapié, considerándola como una de las principales armas para avanzar, aunque el futuro sea incierto: ‘Es una industria que controla muy bien los riesgos de su negocio, que tiene fuertes estándares de seguridad y que en general mantiene su funcionamiento frente a casi cualquier adversidad’.

A juicio de Francisco Acuña, director comercial del Centro de Realidad Virtual Segic-Govic, esta es también la principal característica que le ha permitido adaptarse a ‘entornos complejos’, ya sea ambientales, sociales, políticos y económicos.

En este último punto, el gerente general de Prevsis, Alex Cabrera, apela a un ejemplo de vieja data: ‘Hace poco más de 10 años, el cobre cayó a su nivel más bajo, cotizando a US$ 1.275 la libra, lo que alertó a muchas mineras a generar planes de ahorro y eficiencia operacional’. Ahora, el concepto de resiliencia entra con más fuerza, añade Cabrera, considerando que ‘es imprescindible acelerar proyectos e inversiones tecnológicas para enfrentar escenarios aún más adversos’.

La automatización de la flota de extracción, el monitoreo continuo y unificado para las condiciones de las minas, las inspecciones de seguridad a través de cámaras con inteligencia artificial, mediciones de ambientes automatizados y sistemas para el cumplimiento normativo frente al Covid- 19 están entre sus recomendaciones.

Aprendizajes

Aunque los expertos dicen que aún es muy pronto para hablar de aprendizajes, al menos en profundidad, mencionan algunos que pasan, precisamente, por la necesidad de mirar con otros ojos las posibilidad que ofrece la tecnología.

‘Esta crisis podría servir para sumar innovaciones que normalmente son dejadas de lado por dar prioridad a la producción’, señala Andrés Costa, de Minnovex.

La observación del subsecretario de Minería también apunta hacia ahí. A su juicio, la crisis sanitaria está demostrando la importancia de invertir en I+D+i y en capacitaciones para que las personas se sigan desarrollando dentro de las mismas organizaciones.

‘Es hora de empezar a incorporar los desafíos que trae consigo la tecnología en nuestros planes y formas de trabajo’, dice la autoridad sobre algo que, por cierto, está considerado en la Política Nacional Minera 2050. Establecer estrategias que permitan a la industria diversificar sus posibilidades es otro de los aprendizajes que ya detectaron en Minnovex.

‘Es decir, contar no sólo con proveedores internacionales si no también con proveedores nacionales para mejorar la resiliencia de la cadena de suministro y así optimizar el costo, calidad e innovación’, precisa Costa.

Revisa la nota aquí

Columna de opinión

  • No cabe duda que en estas semanas el mundo entero y Chile enfrentan la peor catástrofe sanitaria de los últimos 100 años como ha sido la propagación del Coronavirus. Bajo este escenario, tenemos que priorizar y resguardar la vida y salud de los trabajadores y en la medida de lo posible, mantener la continuidad operacional del sector. Conscientes de los

  • La industria minera es uno de los principales motores de la economía en Chile. De ahí que los gobiernos han ido implementando políticas y regulaciones para incentivar la inversión y disminuir sus efectos en el entorno. Aun cuando gran parte de las empresas mineras cumplen (y muchas veces sobre cumplen) con las regulaciones existentes y operan bajo altos estándares internacionales, pareciera

@MinMinería Ministerio de Minería de Chile

Cuenta Pública
Tramites Disponibles