Menú Principal
16 de septiembre de 2019

Una minería que se hace cargo del futuro

En este Mes de la Patria, en el que celebramos la independencia de Chile y sus tradiciones, es necesario consignar la importancia que reviste la minería para nosotros.

Esta actividad económica ha sido, es y seguirá siendo por muchos años la más importante de nuestro país, porque ha permitido reducir significativamente la pobreza y a muchas familias alcanzar el progreso económico.

Asimismo, este sector realiza un robusto aporte a las arcas fiscales del país, el cual alcanzó los US$ 5.200 millones en 2018 por concepto de tributación minera y el pago de impuestos tras la venta de una parte de SQM a la empresa china Tianqi. Esto ha permitido financiar iniciativas sociales en beneficio de la ciudadanía.

Bajo este contexto, podemos afirmar que la minería nunca le falla a Chile y siempre acostumbra a entregarnos buenas noticias. Por ejemplo, en las regiones mineras de Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Coquimbo se registró una significativa recuperación del empleo en los últimos 12 meses, disminuyendo la cesantía del 8,1% a 6,9%.

Sin embargo, la minería no solo es motor de crecimiento económico desarrollo para el país, sino que también se caracteriza por su elevada demanda de capital humano calificado y ofrecer remuneraciones mayores al promedio de otros sectores productivos,. Del mismo modo y no menos importante, es un buen aliado para disminuir los efectos negativos del cambio climático.

Esto último podemos graficarlo con el uso intensivo del cobre o litio en la infraestructura necesaria para desarrollar las energías renovables y la electromovilidad.

Bajo este contexto, las plantas solares y eólicas requieren en promedio entre cuatro y seis veces más cobre por kilowatt instalado que las energías provenientes de combustibles fósiles. A su vez, un auto eléctrico necesita en torno a 83 kilogramos de cobre, es decir, tres veces lo que utiliza un vehículo de combustión interna, y 42 kilogramos de carbonato de litio equivalente.

Conscientes de esta realidad, diversos gobiernos en el mundo, como también el del Presidente Sebastián Piñera, han apostado por el impulso de las energías limpias y la electromovilidad de forma responsable y comprometida con el medio ambiente.

A ello debemos agregar el compromiso de la propia industria por avanzar hacia una minería más verde. En esta línea, tenemos casos destacados como el de la Empresa Nacional de Minería (Enami), que en 2022 será una de las primeras mineras chilenas que tendrá todo su consumo eléctrico garantizado por fuentes de energía renovables.

En este mismo ámbito, las empresas Anglo American y Collahuasi han suscrito este año acuerdos para el suministro eléctrico de energía 100% renovable en sus operaciones. Mientras que BHP inició una licitación para acelerar su transición hacia fuentes de energía bajas en emisiones.

A esto se suma el programa de recuperación y reutilización de neumáticos de minera El Abra -filial de Freeport- y que Codelco firmó un contrato con las empresas BMW y Nexans para que ambas compañías europeas incorporen en la fabricación de sus autos el cobre chileno con certificación verde. Asimismo, la cuprera estatal ya cuenta con la primera flota de buses eléctricos en sus operaciones.

Cabe consignar que la mayoría de los grandes proyectos mineros que se van a ejecutar contemplan la instalación de una planta desaladora, o la utilización de agua de mar para sus procesos, lo que contribuye a no saturar las cuencas hídricas ante la sequía que afecta a gran parte del país.

como parte de nuestra gestión en el ministerio, seguimos trabajando en promover la sustentabilidad a través del reprocesamiento, remediación y reutilización de relaves, como también en la «mesa de minería verde» donde apuntamos a generar ejes y directrices en economía circular, gestión hídrica, energía y residuos.

Estas son solo algunas iniciativas que podemos mostrar al mundo sobre cómo la minería chilena se compromete con una actividad más verde y sustentable, es decir, se hace cargo del futuro.

En resumen, quisiera reafirmar  que, como parte del gobierno del Presidente Piñera, continuaremos trabajando para impulsar la lucha contra el cambio climático y el efecto invernadero, siguiendo las directrices de la COP25 que se realizará en nuestro país en diciembre próximo.

 

Baldo Prokurica Prokurica
Ministro de Minería

 

 

Columna de opinión

  • Hace pocos días recibimos de parte del Banco Central la buena noticia que nuestra economía creció 3,7% en agosto de este año, cuya cifra es la más alta de los últimos 10 meses. En esta línea, vemos que dicho indicador se benefició por el buen desempeño de la minería, actividad que, en este mismo mes del año creció un 5,3%

  • En este Mes de la Patria, en el que celebramos la independencia de Chile y sus tradiciones, es necesario consignar la importancia que reviste la minería para nosotros. Esta actividad económica ha sido, es y seguirá siendo por muchos años la más importante de nuestro país, porque ha permitido reducir significativamente la pobreza y a muchas familias alcanzar el progreso

  • El mes de la minería nos hace reflexionar sobre los desafíos que tenemos en el sector en materia de productividad, innovación y gestión de conocimientos. En un escenario donde el precio del cobre fluctúa producto de la situación comercial entre Estados Unidos y China, hoy más que nunca es fundamental potenciar la productividad de la gran, mediana y pequeña minería

  • En estos días que conmemoramos un nuevo mes de la minería, aprovecho estas líneas para reflexionar sobre la importancia de esta actividad para Chile. Primero, debemos partir de la base que es el sector productivo más importante del país, una palanca de desarrollo y un actor fundamental para su crecimiento. Segundo, Chile ha sido, es y seguirá siendo un país

@MinMinería Ministerio de Minería de Chile