Menú Principal

¿Dónde se aplica?

Son numerosas las aplicaciones del cobre, pues se trata de un material resistente, reciclable y con alta conductividad térmica y eléctrica. Por eso es considerado una materia prima esencial para infraestructura.

Quizás el más común es su uso en alambres para cables conductores de energía eléctrica e información, y en tuberías. Está presente también en artefactos, tecnologías, monedas, y en la industria automotriz.

Según Codelco Chile, la construcción es uno de los sectores que más demanda cobre, dado que está presente en el cableado de edificaciones, tuberías de agua y de gas, sistemas térmicos, techumbres, terminaciones, y como componente estructural. La empresa estatal asevera que una casa moderna requiere unos 200 kilos de cobre, casi el doble de lo que se usaba hace 40 años, pues hoy las viviendas tienen más baños, aparatos eléctricos, mayor confort, y más computadores.

Un automóvil nuevo utiliza unos 20 kilos de cobre, el doble respecto a la década de los ‘70. Los cables presentes en un modelo de lujo miden más de 1,5 kilómetros, mientras que en un avión pueden superar los 100 kilómetros.

Nuevas oportunidades para el metal brindará el acelerado desarrollo tecnológico en el mundo y se espera que su demanda se mantenga ante el aumento de la producción industrial.

También el cobre está adquiriendo cada vez más presencia en productos que protegen la salud de las personas, tras el descubrimiento de sus propiedades antibacterianas.